Logo Pitia

Constelaciones Sistémicas
Coaching en Diabetes
Reiki
Tarot







Año 2013, final de una etapa de crecimiento personal.

Fecha: 31-12-2013 / 13:12

Cada final de año constituye, emocionalmente el final de un ciclo. Todos esperamos que de manera más o menos milagrosa, el año nuevo que comienza nos traiga soluciones y mejores expectativas.


Yo no me escapo a eso tampoco. Los finales de algo son plazos que se acaban, donde podemos comparar nuestra situación de partida, con lo conseguido en la fecha que se acaba. Los balances son muy variados, porque siempre ocurren cosas que no salen como esperábamos, nos desvelan, nos rompen, nos sorprenden, nos alegran, nos emocionan, y nos obligan a tomar conciencia para posicionarnos de una nueva manera.


Si tengo que definir lo que ha sido mi año, diría que intenso, mucho. Es uno de los años que más me ha hecho trabajar a nivel interno, casi al nivel del 2003, año en el que murió mi madre. Concretamente, el tercer trimestre ha sido especialmente complicado para mí. La incertidumbre me ha hecho pasar auténtico miedo, y ha hecho que mi zona de confort convulsione. La experiencia, aplicar al dedillo la teoría de Bert Hellinger, mantener la cabeza fría (las inducciones ericksonianas ("Colección Tesón", Plataforma Euphonía Ediciones") me han ayudado a lograr mucho equilibrio) y alguna ayuda terapéutica externa han sido mis herramientas para afrontar el reto que se me planteaba.


Ha sido duro y complicado, pero uno de los trabajos mejor hechos de mi vida. Es lo que me llevo de este 2013, y también los resultados que he conseguido. Creo firmemente en la voluntad del ser humano, y en la mía, de querer superar retos, y creo firmemente también en todas las herramientas terapéuticas como apoyo. El año 2013 me ha reforzado absolutamente mi vocación. Es curioso como los ciclos comienzan, y se cierran. El 2003 supuso el inicio de una larga andadura, y el año 2013, la guinda.


Al Año Nuevo, le pido fuerza, inteligencia, y discernimiento, para poder ver las cosas como son. Como la salud, y el dinero, dependen precisamente de esto, de ver las cosas como son (no se enferma si se libera la emoción, y se gana prosperidad asintiendo a lo que fue, a los padres), no redundaré en ello, así que persevero en mi deseo para rebosar de salud, mental y física, forrarme de pasta. Lo que todos queremos, vaya….